Aquí las aves dan cuenta de un dominio singular. Se mimetizan. Mientras abajo los cangrejos carreteros dan la bienvenida a los visitantes, arriba las aves se esfuerzan por comunicar que estamos en un lugar diferente, donde llegan para continuar la larga ruta de países lejanos. Contemplemos al Santuario Nacional Lagunas de Mejía. (I parte).